1 like, 2 likes

Enseñar y transmitir valores no es algo que todo el mundo haga. Los encargados de esa tarea son primero los padres y luego los profesores, y aun así, muchos no lo hacen. Es triste, pero es la realidad.

Los valores deberían ser tan importantes como el alimentarse. Sin embargo, estamos más preocupados de cuantos likes tenemos en Instagram y de hacernos fotos para subirlas y vean lo guays que somos que en ser mejores personas con nosotros mismos y con los demás.

Siempre que puedo procuro transmitir valores en las diversas situaciones que se me presentan en la vida diaria, sea para mí misma o para el resto. Además, siempre me ha gustado enseñar a otros lo que me han enseñado a mí.

Internet muchas veces nos sobra, empecemos a dar valor a lo que realmente importa.

Primer año

La vida da muchísimas vueltas: hoy estamos aquí, pero no sabemos dónde estaremos mañana. Así es la vida.

Hoy hace justo un año que inauguré este Blog, algo que jamás pensé que pasaría ya que mis intentos por haber mantenido un Blog durante un tiempo habían sido un fracaso. Los motivos siempre eran que, o bien no me acababa de convencer, o bien, que no era constante con él.

Durante este año he ido componiendo este Blog poco a poco: escribiendo, añadiendo contenidos, entre otras cosas. Pero, sobre todo he ido aprendiendo, algunas cosas por mí misma y otras gracias a los demás.

¿Por qué no he perdido la constancia con este Blog? ¿Qué le hace ser diferente a los anteriores? La respuesta es que, ahora mismo y durante este año también, estoy en una etapa de mi vida en la que no quiero dejar las cosas a medias como siempre me ha pasado y en la que, por una vez, quiero ser constante y luchar por lo que me gusta.

Y, para acabar, quiero dar las gracias a todas esas personas que me han aportado su granito de arena cuando lo he necesitado y a todas aquellas que sin yo pedírselo también lo han hecho.

Aquí os dejo un texto de una de mis películas favoritas: En busca de la felicidad

 Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño debes protegerlo, si alguien no puede hacer algo, te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo, ves tras ello y punto.

Post primer año