Un café sin desayuno

“El café” es aquella expresión que utilizamos para referirnos a una quedada, que puede significar tanto un reencuentro como una despedida.

También el café tiene su propio significado, unos lo prefieren dulce, otros amargo, otros con hielo y otros “su café” particular. Todo va en función del momento y del estado de ánimo de cada uno.

A decir verdad, he de confesar que no me gusta para nada el café, de hecho, de ningún tipo. Sin embargo, la expresión de “vamos a hacer una café” (sin tomar propiamente un café) sí que me ha traído algo bueno: momentos, sonrisas, tristezas, horas infinitas y ratos que no quieres que se acaben nunca.

A veces no se trata de esperar el café de tu vida con la persona que quieres, sino que invites tú a hacerlo. Y, quién sabe, puedes llevarte una sorpresa.

cafecolortaza