¡Lo compro!

IMG_20160424_180329-1
Exposición de carteles en Santa María, Mallorca (2016)

¿Os habéis dado cuenta qué los anuncios y la publicidad en general es de cada vez más cercana? ¿Por qué?
La publicidad existe desde los principios de la civilización, desde que apareció la
necesidad de comprar y vender.
En el siglo XIX es cuando toma importancia la creatividad de un anuncio y
aparecen las agencias de publicidad.
Los anuncios de antaño eran extensamente largos, rígidos y con un lenguaje
demasiado formal, sólo se centraban en el producto en cuestión. También la
ausencia de imagen y color hacía que fuera mucho más serio.
¿Pero qué pasa con los anuncios de hoy?
Ahora la publicidad tiene un gran aliado. Un aliado que nos devora todos los días y a todas horas, y que habita en todos los rincones de nuestra sociedad e invade
nuestra propia casa. Ese gran aliado se llama: Internet.
Gracias a Internet vinieron la redes sociales. El papel fundamental de las redes es crear espontaneidad, cercanía y transmitir emociones, o las tres a la vez. Ahora mismo cualquier empresa que tenga presencia en las redes sociales, sus anuncios están basados en generar una emoción al usuario (por la base que he comentado antes) más todo lo que quieran transmitir con ello. Por eso, de cada vez más los anuncios son más espontáneos.
Estamos sujetos a emociones publicitarias, que conllevan a que compremos lo que nos haga sentir tristeza, alegría o nostalgia.
Entonces, ¿compramos porque lo necesitamos o porque nos emocionamos?

 

Este bocata no es igual que el de la foto

Podríamos decir bocata, empanada, coca y un sin fin de cosas más. La cuestión es: ¿cuánto nos engaña la publicidad?

Seguro que en alguna ocasión de vuestra vida habéis ido a algún bar, restaurante o cafetería en la que habéis pedido algo porque en la foto tenía una pinta riquísima. Sin embargo, cuando os lo han servido veis que aquéllo que habíais pedido no tenía nada que ver con la foto que habíais visto antes.

Todo este fenómeno se debe a que las empresas no solo utilizan lo que es el retoque digital, sino también productos que hacen que aquello que se ha de vender tenga “mejor pinta” y diga “cómprame”.

No nos tenemos que olvidar que el objetivo de la publicidad es el de vender el producto/servicio sea de la manera que sea. Por eso mismo, hay veces que nos sentimos engañados y estafados con lo que nos venden porque no se corresponde al anuncio.

¿Qué podemos hacer ante esto? Hay veces que podemos protestar y reclamar, y hay veces que no podemos hacer nada. Por eso mismo, hay que ir con mil ojos y fijarse bien lo que se compra y sobre todo, dónde se firma.

pastelito

Stop motion: imagen en movimiento

Una palabra muy desconocida para algunos y muy utilizada en medios cinematográficos y publicitarios. Pero, ¿qué es en realidad el Stop motion?

El stop motion es una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas. (Fuente extraída de Wikipedia).

Como he mencionado antes, es una técnica bastante utilizada en los medios audiovisuales. Esta técnica no solo consta de hacer fotografías, si no que cada fotografía conlleva un proceso de estudio además de paciencia, mucho esfuerzo y dedicación. Porque una mala foto puede suponerte la repetición de toda una secuencia en la que hayas estado horas fotografiando.

Cuando estudiaba diseño hice una asignatura que se llamaba imagen en movimiento. Hicimos dos cortometrajes con stop motion. He de decir que mi experiencia en conocer esta técnica y aprenderla fue una de las mejores cosas que aprendí en mis años de diseño universitarios.

Por si no lo sabíais películas como Pesadilla antes de navidad o la novia cadáver de Tim Burton están hechas con stop motion, y a decir verdad, no lo parecen de lo bien hechas que están.

Aquí dejo un vídeo sobre el making of de la película Pesadilla antes de Navidad para que podáis ver en qué consiste y cómo funciona realmente el stop motion.

El Packaging: una carta de presentación

El Packaging es la disciplina que se encarga de comunicar mediante el embalaje y los envases. Se ha convertido en la carta de presentación de las empresas y también en una arma poderosísima para competir en el mercado.

¿No os pasado alguna vez, que habéis comprado algo o habéis contratado algún servicio y os ha gustado la caja o el envase donde os depositan el producto? Pues a mi sí que me ha pasado y sé de gente que también. ¿Por qué pasa esto? Porque el Packaging se ha convertido en la parte llamativa del producto y también en la más competitiva.

Aquí os dejo unos cuantos ejemplos para que veáis:

Bags packaging 1

 

 

 

 

sweets-gourmet-taffy

 

 

 

 

 

packaging-21

 

 

 

 

Pero no solamente de estética pura y emociones está rodeado el Packaging. De hecho, tiene objetivos prácticos y necesarios. Sus funciones proponen no solo identificación rápida y diferenciación inmediata, si no también intencionalidades económicas obvias como incrementar las ventas y fidelizar a los clientes.

El packaging contiene, protege, conserva, transporta, informa y se vende.

El efecto viral, el efecto que nos pone al día

El efecto viral se produce cuando algo se propaga por Internet gracias al interés que suscita entre las personas. Ese algo puede tener forma de vídeo, fotografía o texto. Los internautas lo difunden compartiéndolo, reenviándolo o recomendándolo a sus amigos y conocidos.

Este concepto lleva el adjetivo “viral” en alusión a la capacidad de expansión y contagio que poseen los virus. En este caso, los mensajes se transmiten por la red siguiendo el principio de lo que tradicionalmente conocemos como el “boca a boca”.

La viralidad es un recurso muy atractivo para el marketing digital u online. El motivo es que permite llegar a más gente de una forma prácticamente gratuita, por lo que, si se sabe aprovechar, supone una ventaja para las empresas y sus marcas. Se puede decir que es una alternativa barata para hacer publicidad.

Es curioso ver como nos gusta estar informados de todo en todo momento, y cuanto más morbosa sea la información, mucho mejor.

Antes para enterarte de algo o lo veías en la televisión o te lo contaba tu vecino. Ahora gracias a la revolución tecnológica con solamente un “click”, podemos enterarnos desde lo que pasa en el piso de abajo hasta lo que está pasando en el otro extremo del mundo.

Todo esto está muy bien, pero hay que ir con cuidado con la información que se recibe online. Hay que saber de donde viene y con qué fin es utilizada, ya no solamente por el tema de virus, sino también porque es muy fácil manipularla.

Estar informado es bueno, dejarte manipular no lo es.

viral

 

 

 

 

 

 

 

¡Anda! No me había fijado

Hoy en día y aún más con las nuevas tecnologías estamos rodeados de una masa publicitaria bestial. Las empresas y los emprendedores quieren destacar vendiendo productos o servicios, pero sobre todo, su mayor preocupación es darse a conocer y que hablen bien de ellos.

El mundo de la publicidad es un campo de batalla visual en el que la imagen: LO ES TODO. Por eso mismo, las grandes superficies comerciales contratan agencias publicitarias y de diseño para que les hagan y les gestione su imagen, en especial, su marca.

La marca para una empresa es lo más importante, es su carta de presentación y su arma para competir contra las demás. Depende de la marca y la gestión publicitaria que se le diseñe determinarán dos factores: uno que se conozca y otro que venda.

Hay empresas con carácter muy innovador y lo que hacen es crear en sus marcas mensajes subliminales, ¿qué son? Son mensajes ocultos dentro de la propia marca que no se ven a simple vista. Por ejemplo, yo hasta hace poco no me había fijado que en la marca del chocolate TOBLERONE dentro de la montaña se ve a un oso.

Imagino que a muchos de vosotros os habrá pasado con otras marcas también. Una vez descubres un mensaje oculto en una marca, te puedo asegurar que ya no la miras de la misma manera que antes.

toblerone 50g