Tengo una idea

IMG_20171016_234010_966

 

No me acordaba que se sentía al acabar de ver una serie. No me acordaba de esa sensación de emociones que te deja al verla. Es una magia extraña, porque depende de lo que te haya hecho sentir puedes soñar o imaginar que eres uno de sus personajes. También se me había olvidado que este tipo de cosas disparan tu imaginación y activan la creatividad.

Con la imaginación es mucho más fácil soñar y crear. Lo fantástico de crear es que puedes empezar por donde quieras, sea un papel, un lápiz, un boli, una pared, un bloque de arcilla o donde tu imaginación te lleve.

Al volvernos adultos, la vida y las dificultades hacen que nuestra imaginación se apague y haga que nos olvidemos de ella. También la sociedad nos enseña de que eso es cosa de niños y que no vale para nada. ERROR.

Cuando la imaginación se apodera de ti es un arma muy poderosa y puedes hacer grandes cosas. Puedes despertar a los que están dormidos, puedes hacer soñar a aquellos que creen que han perdido sus sueños e incluso puedes hacer magia donde algún día desapareció.

 

¿Seguro?

Seguridad, una palabra fácil de pronunciar, pero a veces, difícil de aplicar. Todo depende del carácter.

Durante nuestra vida nos encontramos gente que invierte su tiempo en enseñárnosla y, a veces, son las propias circunstancias las que nos la enseña, o no.

En mi caso, una de las cosas que me dan mayor seguridad es cuando me siento delante de un papel en blanco y me pongo garabatear dibujos a lápiz. Quizás pienses que es por qué sé que el dibujo que voy a hacer me va a salir bien, pues no, no es así. Me siento segura porque me gusta, me encanta y disfruto haciéndolo y, si no me sale, no me preocupa, porque cojo la goma de borrar, lo borro y lo vuelvo a intentar una y otra vez hasta que me sale aunque no sea 100% perfecto.

La seguridad también forma parte de nuestro autoestima, con lo cual nos afecta en muchos aspectos de nuestra vida, tanto sentimentales como profesionales.

Hace tiempo leí una frase relacionada con este tema que me encantó y que tiene mucha razón, el problema es que no recuerdo el autor, pero aquí la dejo:

El primer paso para crear es creer.

 

El primer paso para crear es creer.

papel-y-lapiz

Lápiz, papel y…¡acción!

¿Sabéis cómo empiezan las películas? No empiezan con un tráiler de otra película, ni con el título de la propia película. Todas empiezan de la misma manera: con una idea en mente que luego se traslada a un papel, o bien, a un documento digital.

Lo que viene después de eso, entre otras muchas cosas, es el proceso del Storyboard. El Storyboard es el guión gráfico de la película, se trata de una secuencia de ilustraciones en el que se explica el desarrollo de la película con dibujos y anotaciones.

La importancia del dibujo es esencial en el cine, y sobre todo si nos centramos en las películas animadas, o las que requieren una parte de animación.

También es importante la evolución de esos dibujos, de cómo se pasa de la primera idea al dibujo final. Una vez se acaba ese proceso todo lo que viene después son dibujos, dibujos y más dibujos.

La animación tradicional se dibuja a mano cada fotograma, así que ya os podéis imaginar la cantidad de dibujos que deben tener películas como La Bella y la Bestia, Aladdín o El rey león entre muchas otras.

La parte del proceso que más me gusta y encuentro más importante es la primera idea de dibujo, es decir, el primer boceto. ¿Por qué? Porque la primera idea es la más importante, es la que puede iniciar el éxito más alto o el fracaso más absoluto.

El mundo cambia y las ideas han de salir.

walt-disney-sketches-princess-ariel-walt-disney-characters-32771005-1029-767