El efecto viral, el efecto que nos pone al día

El efecto viral se produce cuando algo se propaga por Internet gracias al interés que suscita entre las personas. Ese algo puede tener forma de vídeo, fotografía o texto. Los internautas lo difunden compartiéndolo, reenviándolo o recomendándolo a sus amigos y conocidos.

Este concepto lleva el adjetivo “viral” en alusión a la capacidad de expansión y contagio que poseen los virus. En este caso, los mensajes se transmiten por la red siguiendo el principio de lo que tradicionalmente conocemos como el “boca a boca”.

La viralidad es un recurso muy atractivo para el marketing digital u online. El motivo es que permite llegar a más gente de una forma prácticamente gratuita, por lo que, si se sabe aprovechar, supone una ventaja para las empresas y sus marcas. Se puede decir que es una alternativa barata para hacer publicidad.

Es curioso ver como nos gusta estar informados de todo en todo momento, y cuanto más morbosa sea la información, mucho mejor.

Antes para enterarte de algo o lo veías en la televisión o te lo contaba tu vecino. Ahora gracias a la revolución tecnológica con solamente un “click”, podemos enterarnos desde lo que pasa en el piso de abajo hasta lo que está pasando en el otro extremo del mundo.

Todo esto está muy bien, pero hay que ir con cuidado con la información que se recibe online. Hay que saber de donde viene y con qué fin es utilizada, ya no solamente por el tema de virus, sino también porque es muy fácil manipularla.

Estar informado es bueno, dejarte manipular no lo es.

viral