Huracán

Descubrir es lo que se consigue a base de explorar. Cuando descubrimos algo bueno nos invade la emoción de la alegría acompañada de la satisfacción.

¿Qué pasa cuando nos descubrimos a nosotr@s mism@s? Lo más probable es que se desemboque un huracán de emociones, y ahí es cuando nos paralizamos y nos preguntamos: ¿Qué es esto? Y nos entra el pánico.

Todas las emociones son sanas (incluso las malas), lo importante es saber distinguir el por qué sentimos lo que sentimos y como atenderlo. Nunca nos tenemos que sentir culpables de lo que sentimos, cada uno tiene y vive su propia historia y su realidad siempre será diferente a la de otra persona.

Los seres humanos somos emocionales por naturaleza y eso jamás cambiará.