Profesión: crecer

Hace tiempo escuché una frase de Risto Mejide que decía así: “crecer es aprender a despedirse”. Una frase que a medida que ha pasado el tiempo y he ido creciendo me he dado cuenta de que realmente es así.

En la vida, a veces, es necesario decir adiós, aunque sea muy doloroso, ya que eso forma parte de la propia vida y de nuestro aprendizaje como personas humanas.

Hay veces que el problema no es decir adiós, si no el miedo a la incertidumbre del “¿y ahora qué? o “¿qué pasará?”.

La vida no nos prepara para las malas situaciones, simplemente, ocurren.

Decir adiós no es malo, porque los cambios son necesarios, el problema es no saber dar ese paso o no llegar a darlo nunca, todo depende de la actitud.

Escribo esto porque hoy me he despedido de ciertas cosas y he puesto tapas a algunas cajas. Y eso no es malo, porque eso significa que estoy creciendo.

caminar_adelgazar1