Aquí, en casa

Photo by Noah Silliman on Unsplash

Cuarentena, quédate en casa, no salgas, ponte la mascarilla y los guantes para salir. Estas y entre otras frases más ya están incluidas en nuestro vocabulario rutinario.

Estamos viviendo una situación que si nos la hubieran contado hace un año, nos hubiésemos reído en la cara de quien nos lo está diciendo. O mejor, le hubiésemos dicho que eso solo pasa en las películas. La realidad supera a la ficción.

Dicen que es momento de pensar, reflexionar y de aprovechar el tiempo para no caer en depresión, y estoy de acuerdo. Pero también soy partidaria de que te eches a llorar o que te quedes tirado en el sofá si eso es lo que quieres hacer en ese momento. Esta situación es excesivamente complicada y cada uno lo hará de la mejor manera que pueda y sepa.

Después están las personas que cada día salen a trabajar y están ahí al pie del cañón para atender, o para sanar a todos demás.

En medio del invierno aprendí por fin que había en mí un verano invencible. Albert Camus

1 like, 2 likes

Enseñar y transmitir valores no es algo que todo el mundo haga. Los encargados de esa tarea son primero los padres y luego los profesores, y aun así, muchos no lo hacen. Es triste, pero es la realidad.

Los valores deberían ser tan importantes como el alimentarse. Sin embargo, estamos más preocupados de cuantos likes tenemos en Instagram y de hacernos fotos para subirlas y vean lo guays que somos que en ser mejores personas con nosotros mismos y con los demás.

Siempre que puedo procuro transmitir valores en las diversas situaciones que se me presentan en la vida diaria, sea para mí misma o para el resto. Además, siempre me ha gustado enseñar a otros lo que me han enseñado a mí.

Internet muchas veces nos sobra, empecemos a dar valor a lo que realmente importa.

Huracán

Descubrir es lo que se consigue a base de explorar. Cuando descubrimos algo bueno nos invade la emoción de la alegría acompañada de la satisfacción.

¿Qué pasa cuando nos descubrimos a nosotr@s mism@s? Lo más probable es que se desemboque un huracán de emociones, y ahí es cuando nos paralizamos y nos preguntamos: ¿Qué es esto? Y nos entra el pánico.

Todas las emociones son sanas (incluso las malas), lo importante es saber distinguir el por qué sentimos lo que sentimos y como atenderlo. Nunca nos tenemos que sentir culpables de lo que sentimos, cada uno tiene y vive su propia historia y su realidad siempre será diferente a la de otra persona.

Los seres humanos somos emocionales por naturaleza y eso jamás cambiará.

Hogar

¿Qué es “hogar”? Para mí “hogar” es el lugar donde tú te sientes bien y a gusto. En él puede haber familia, amigos, o simplemente una maceta encima de la mesa del escritorio. También es un lugar de refugio para reflexionar y desconectar del mundo exterior.

Sin embargo, para un niño, el hogar es el sitio donde se siente querido y protegido. Donde sabe que ahí no le puede pasar nada.

Tan importante es el hogar para ellos que eso determina y afecta en su carácter y en su manera de pensar. Por eso, es fundamental que las personas que conviven con ellos les acepten tal y como son y les den todo el amor posible.

Ser ellos mismos sin impedimentos siempre les hará felices.

 

Crear

¿Qué es la creatividad? ¿Pensar? ¿Decidir? ¿Hacer? Puede ser todo a la vez.

Parece que está mal visto crear o hacer cosas nuevas, cuando es algo que el ser humano debería estar haciendo toda la vida. Parece que nos educan para ser mecánicos y hacer cosas puramente repetitivas, y eso de la creatividad son tonterías de niños.

El ser humano sería mucho más eficiente si dedicara parte de su vida a estudiar o aprender algo sobre arte, incluso practicarlo. Porque el arte ayuda a analizar, a comprender y a sentir; pero eso a muchos no les interesa porque es una pérdida de tiempo y no da dinero.

¿Qué es la Navidad?

Navidad 2017
Nuestro árbol de Navidad

La navidad es según lo que tú creas. Si eres católico para ti significará una cosa, si eres ateo otra y así sucesivamente.

Tanto si crees en una cosa u otra la navidad siempre tiene la misma excusa: reunirse con la familia y los amigos que más quieres.

Sin embargo, la Navidad tiene otro significado importante, y se llama: regalos. Los regalos no solamente son para los peques, los mayores estamos incluidos en el mismo saco.

A todos nos gustan los regalos y tener esa pequeña intriga del “¿qué será?” mientras estás quitando con ansias el papel que lo envuelve.

Dicho esto, y por muy cansino que suene, lo más importante de la Navidad es poder estar con los que más amas y poder dedicarles parte de tu tiempo. Y ese es sin duda el mejor regalo de todos.

Feliz Navidad

Tengo una idea

IMG_20171016_234010_966

 

No me acordaba que se sentía al acabar de ver una serie. No me acordaba de esa sensación de emociones que te deja al verla. Es una magia extraña, porque depende de lo que te haya hecho sentir puedes soñar o imaginar que eres uno de sus personajes. También se me había olvidado que este tipo de cosas disparan tu imaginación y activan la creatividad.

Con la imaginación es mucho más fácil soñar y crear. Lo fantástico de crear es que puedes empezar por donde quieras, sea un papel, un lápiz, un boli, una pared, un bloque de arcilla o donde tu imaginación te lleve.

Al volvernos adultos, la vida y las dificultades hacen que nuestra imaginación se apague y haga que nos olvidemos de ella. También la sociedad nos enseña de que eso es cosa de niños y que no vale para nada. ERROR.

Cuando la imaginación se apodera de ti es un arma muy poderosa y puedes hacer grandes cosas. Puedes despertar a los que están dormidos, puedes hacer soñar a aquellos que creen que han perdido sus sueños e incluso puedes hacer magia donde algún día desapareció.

 

Empezamos

Los primeros 6 días del año siempre se me pasan volando, viene todo seguido: año nuevo, reuniones familiares, la llegada de los Reyes Magos, etc. En un abrir y cerrar de ojos ya ha pasado todo eso.

Después de toda la resaca de las fiestas (que no son pocas) volvemos a la realidad. Hacemos el balance del año anterior y nos planteamos los nuevos propósitos de año nuevo.

En cualquier balance siempre hay cosas buenas y otras no tanto. De las cosas buenas se aprende, pero de las malas también.

La lucha, la constancia y el apoyo de la gente que quieres son clave para superar muchos obstáculos.

Pero sobre todo, no nos hemos de olvidar de disfrutar y de hacer lo que nos apasiona.

Feliz año

Feliz 2016

multicolored balloons

Los niños, los mejores maestros

La niñez es la primera etapa de la vida. Es la etapa en la que lo empezamos todo: empezamos a pensar, a decidir, a imaginar, a construir, etc.

La sensibilidad, la ingenuidad y las ganas de divertirnos que vivimos en esa etapa, no las volvemos a vivir. Es por eso que cuando estás con ellos esa faceta suya es la que a veces nos atrapa, porque nos recuerda a nuestra infancia y a esas ganas de pasarlo bien pase lo que pase.

Hace 11 años que empecé de manera voluntaria a estar con niños en un club de esplai. A medida que ha ido pasando el tiempo he estado en varios ámbitos: como colegios, campamentos, casales, etc.

Desde el día que empecé hasta a día de hoy que tengo 27 años he aprendido tantísimas cosas de los niños que nos la podría enumerar todas, y me han aportado tanto que no lo podría describir con palabras. Me han dado mucha vida.

Yo no soy profesora ni he estudiado nada relacionado con la educación, pero admiro a todas y a cada una de esas personas que están metidas en este mundo tan complicado y a veces muy poco agradecido. Me refiero a todos esos profesores, educadores y cuidadores entre otras tantas profesiones que se dedican a la educación.

Existen grandes maestros, pero como los niños, ninguno.

imagenes-de-ninos

 

 

Dibujar, ¿para qué?

Cuando somos pequeños de las primeras cosas que aprendemos en el colegio es a dibujar, aparte de leer y escribir. Aprendemos a crear y a asociar formas, a colorear dentro de esas formas sin salirnos de la línea, a distinguir los colores, etc.

Pero…¿qué pasa después? ¿Por qué a lo largo de la vida escolar ya no se estimula tanto el dibujo? Uno de los motivos es porque nos inculcan (por suerte no todos) que saber dibujar no te va a servir de nada. Lo que te dicen es que está bien que tengas esa habilidad, pero que es difícil que puedas trabajar de ello y/o que el dibujo tampoco te va a servir de mucho.

Mucha gente se olvida de que la primera herramienta que utilizó el hombre para comunicarse fue el dibujo antes que la escritura. Y eso es un hecho, eso es la historia de la humanidad.

Además, no solamente eso, sino que estamos cada día durante 24 horas rodeados de imágenes y formas hechas por diseñadores o ilustradores.

Yo le debo tantas cosas al dibujo.. me ha hecho sentir bien, confiar en mí misma, soñar, divertirme, sacar sonrisas, disfrutar, aprender y un sin fin de cosas más.

Si te gusta dibujar y te hace feliz, ¿por qué no intentarlo? Fácil no es, pero.. ¿quién sabe?