Re-corriendo

Es indiscutible que la tecnología avanza de una manera exageradamente bestia. Recibimos una media de 3000 impactos visuales al día de publicidad, tanto por móvil como por cualquier otro dispositivo electrónico.

Por eso las agencias de marketing y publicidad tienen tanto trabajo, porque quieren posicionarse en lo más alto y llegar al mayor número de usuarios posibles.

Sin embargo, todos esos impactos visuales tienen que estar diseñados con una composición simple y concisa, porque los usuarios no tenemos tiempo ni paciencia para pararnos 5 minutos a leer. En esta nueva era de la información lo queremos todo ¡ahora, rápido y YA!

Las marcas también se están sumando al rebranding de la simplicidad y la funcionalidad para poder llegar a más internautas. De cada más vez los logotipos son mucho más simples, más escuetos, y son pocos los que aún mantienen su diseño original ornamental, un claro ejemplo de este hecho es la Coca-Cola.

Dicen que renovarse o morirse ¿no? Yo estoy de acuerdo en renovar y adaptarse a los cambios, pero ¿qué pasa con los orígenes?

¡Lo compro!

IMG_20160424_180329-1
Exposición de carteles en Santa María, Mallorca (2016)

¿Os habéis dado cuenta qué los anuncios y la publicidad en general es de cada vez más cercana? ¿Por qué?
La publicidad existe desde los principios de la civilización, desde que apareció la
necesidad de comprar y vender.
En el siglo XIX es cuando toma importancia la creatividad de un anuncio y
aparecen las agencias de publicidad.
Los anuncios de antaño eran extensamente largos, rígidos y con un lenguaje
demasiado formal, sólo se centraban en el producto en cuestión. También la
ausencia de imagen y color hacía que fuera mucho más serio.
¿Pero qué pasa con los anuncios de hoy?
Ahora la publicidad tiene un gran aliado. Un aliado que nos devora todos los días y a todas horas, y que habita en todos los rincones de nuestra sociedad e invade
nuestra propia casa. Ese gran aliado se llama: Internet.
Gracias a Internet vinieron la redes sociales. El papel fundamental de las redes es crear espontaneidad, cercanía y transmitir emociones, o las tres a la vez. Ahora mismo cualquier empresa que tenga presencia en las redes sociales, sus anuncios están basados en generar una emoción al usuario (por la base que he comentado antes) más todo lo que quieran transmitir con ello. Por eso, de cada vez más los anuncios son más espontáneos.
Estamos sujetos a emociones publicitarias, que conllevan a que compremos lo que nos haga sentir tristeza, alegría o nostalgia.
Entonces, ¿compramos porque lo necesitamos o porque nos emocionamos?

 

Dibujar, ¿para qué?

Cuando somos pequeños de las primeras cosas que aprendemos en el colegio es a dibujar, aparte de leer y escribir. Aprendemos a crear y a asociar formas, a colorear dentro de esas formas sin salirnos de la línea, a distinguir los colores, etc.

Pero…¿qué pasa después? ¿Por qué a lo largo de la vida escolar ya no se estimula tanto el dibujo? Uno de los motivos es porque nos inculcan (por suerte no todos) que saber dibujar no te va a servir de nada. Lo que te dicen es que está bien que tengas esa habilidad, pero que es difícil que puedas trabajar de ello y/o que el dibujo tampoco te va a servir de mucho.

Mucha gente se olvida de que la primera herramienta que utilizó el hombre para comunicarse fue el dibujo antes que la escritura. Y eso es un hecho, eso es la historia de la humanidad.

Además, no solamente eso, sino que estamos cada día durante 24 horas rodeados de imágenes y formas hechas por diseñadores o ilustradores.

Yo le debo tantas cosas al dibujo.. me ha hecho sentir bien, confiar en mí misma, soñar, divertirme, sacar sonrisas, disfrutar, aprender y un sin fin de cosas más.

Si te gusta dibujar y te hace feliz, ¿por qué no intentarlo? Fácil no es, pero.. ¿quién sabe?

 

Quiero que me leas el cuento verde

La importancia de las ilustraciones en los cuentos infantiles es esencial, incluso en el mundo de la televisión o las App móviles.

Los niños se fijan en el color y la forma de éstas y escogen dependiendo de lo que les transmita esos colores o esas formas concretas.

Por ese motivo, es importante diseñar con cautela los dibujos/diseños infantiles, ya que los niños se guían mucho más por las sensaciones que les provoca que no por el propio gusto. Porque el gusto es algo que se va desarrollando a medida que crecemos, y la infancia es la etapa en la que el sentir, el observar y el aprendizaje son la base de dicho crecimiento.

Es cierto que los dibujos/diseños infantiles que hay ahora no son los mismos que los de antes, pero la sensación sigue siendo la misma: nos dejábamos llevar más por lo que nos transmitían esos dibujos.

Una de las series de dibujos que marcó mi infancia por su diversión y su estilo fue Arale, y aún hoy, la sigo recordando por lo que me transmitía y por los momentos divertidos que me hacía pasar.

cuentos infantiles

El Packaging: una carta de presentación

El Packaging es la disciplina que se encarga de comunicar mediante el embalaje y los envases. Se ha convertido en la carta de presentación de las empresas y también en una arma poderosísima para competir en el mercado.

¿No os pasado alguna vez, que habéis comprado algo o habéis contratado algún servicio y os ha gustado la caja o el envase donde os depositan el producto? Pues a mi sí que me ha pasado y sé de gente que también. ¿Por qué pasa esto? Porque el Packaging se ha convertido en la parte llamativa del producto y también en la más competitiva.

Aquí os dejo unos cuantos ejemplos para que veáis:

Bags packaging 1

 

 

 

 

sweets-gourmet-taffy

 

 

 

 

 

packaging-21

 

 

 

 

Pero no solamente de estética pura y emociones está rodeado el Packaging. De hecho, tiene objetivos prácticos y necesarios. Sus funciones proponen no solo identificación rápida y diferenciación inmediata, si no también intencionalidades económicas obvias como incrementar las ventas y fidelizar a los clientes.

El packaging contiene, protege, conserva, transporta, informa y se vende.

Abracadabra

Me encanta la magia y me encanta que me sorprendan, pero sobre todo lo que más me gusta es el momento en el que estás expectante por saber qué es lo que va a pasar y cual será el resultado final.

Lo bonito que tiene la magia es que no sepas el truco, saber el truco hace que pierda todo su encanto, con lo cual, se pierde la magia.

El mago lo que busca es que el público esté pendiente de él, de sus movimientos, de sus palabras, y por supuesto, de su puesta en escena. Cuanta más expectación genere mucho mejor, porque si al público le gusta el espectáculo, vuelve.

Sin embargo, el trabajo del diseñador no se diferencia mucho al de un mago, porque a fin de cuentas buscamos lo mismo: sorprender y que la gente vuelva a encontrarnos. Otra cosa que nos asemeja a los magos es que tampoco revelamos como hemos llevado a cabo nuestro trabajo (dependiendo de la situación), al cliente no le interesa porque lo que cuenta al fin y al cabo es el resultado final. Nosotros transformamos las ideas de nuestro público en textos y/o imágenes, por lo que a este proceso también se le puede llamar magia.

Cuando la gente me ha dicho cosas como: “¡Alá! ¿Cómo has hecho eso?” O “¡Está genial! ¿Cómo se te ha ocurrido?” En ese instante es cuando me siento una maga con ganas de enseñar muchos mas trucos.

trucos-de-magia

 

 

¿Diseño gráfico? ¿Qué es eso? ¿Haces dibujos?

A cualquier persona que le digas que has estudiado derecho, magisterio, empresariales, química u otros estudios en general quien más o quien menos te entiende. En mi caso y, seguramente que el de muchos que se dedican a esta profesión, desde que empecé a estudiar hasta el día de hoy cuando he dicho “diseño gráfico” me he encontrado con respuestas de todo tipo. Desde gente que se me ha quedado mirando con cara de “no tengo ni idea de lo que me estás contando” o de gente que me ha preguntado: “Ah, ¿y qué haces? ¿Dibujos?”

¿A qué se debe que la gente no sepa exactamente qué es ni en qué consiste nuestra profesión? Pues la verdad es que no lo sé. Si me tuviera que decantar por una respuesta me decanto porque no es una profesión muy común y también (aunque parezca una tontería) porque la palabra “gráfico” la asociamos más con estudios y términos de estadística y no la asociamos con el término de imagen.

Sin embargo, ¿qué es un diseñador gráfico? Un diseñador gráfico es un comunicador visual, es la persona que transmite un mensaje o una idea mediante imágenes y/o textos.

Como en todas las profesiones tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Una de las cosas malas que tiene esta profesión, y para mí es la más destacada, es que la gente cree que cualquiera lo puede hacer con sólo descargarse unos cuantos programas y trastear un poco. El diseño va mucho más allá, el diseño gráfico como profesión no es coger el PhotoShop o cualquier otro software y poner cuatro cosas y ya está.

La marca de leche que tomas, la marca de móvil que usas y la revista que lees, todo eso es: COMUNICACIÓN VISUAL, es decir, diseño gráfico.

Graphic+Designing+Birmingham

No es lo mismo leer que transmitir

¿Qué papel juegan las tipografías en nuestro día a día? Bueno, primero tendríamos que definir: ¿qué es la tipografía?

Se conoce como tipografía a la destreza, el oficio y la industria de la elección y el uso de tipos  (las letras diseñadas con unidad de estilo) para desarrollar una labor de impresión. Se trata de una actividad que se encarga de todo lo referente a los símbolos, los números y las letras de un contenido que se imprime en soporte físico o digital.

La elección y la decisión de utilizar una tipografía u otra en cualquier contexto tiene una importancia visual que no os lo podéis ni imaginar. Fijaos en este sencillo ejemplo:

textos con diferentes tipografías

 

 

 

 

 

 

Este es un claro ejemplo de que la tipografía no sólo hace que podamos leer y distinguir las letras o los símbolos, sino que su función principal es: transmitir un mensaje.

Por eso mismo, hay que saber elegir bien y, sobre todo, pensar que es lo que queremos transmitir.

Si no os lo creéis, lo podéis comprobar con algún programa de edición de texto escribiendo nombres de marcas conocidas y probarlas con diferentes tipografías, ya veréis que no os transmiten lo mismo.

 

No me gusta, no me vas a convencer

En el mundo del arte, como por ejemplo en disciplinas como el diseño, la fotografía, el cine, la pintura, etc. A parte de haber muchísima competencia por toda la variedad de estilos que existen, son profesiones muy costosas en las que has de trabajar mucho y muy duro si quieres vivir de ello. Pero sobre todo, hay un factor influyente e inmensamente importante que determina nuestro trabajo, que es: EL GUSTO. Que se basa solamente en dos frases: me gusta o no me gusta.

Efectivamente, esa es la cruda realidad. Da igual si un trabajo, un proyecto o una foto te ha llevado horas en pensar cómo hacerlo, cómo desarrollarlo y cómo llevarlo a cabo, porque a fin de cuentas la persona que lo mire eso le da completamente igual, porque solamente valorará si le gusta o no.

En mi opinión, a pesar de todo, creo que los peores críticos de este gremio somos los que estamos metidos en él. Por mucho que no nos guste el tipo de juicio que se somete a nuestros trabajos o proyectos, a fin de cuentas nosotros también lo hacemos. Pero eso no quita que nuestras profesiones sean muy costosas y muy poco valoradas, sobre todo cuando escuchas frases como: eso también lo sé hacer yo, ¿has tardado tanto tiempo para hacer esto?, este color no me gusta, etc.

Si no te gusta, no hay necesidad de discutir.

No me gusta

¡Anda! No me había fijado

Hoy en día y aún más con las nuevas tecnologías estamos rodeados de una masa publicitaria bestial. Las empresas y los emprendedores quieren destacar vendiendo productos o servicios, pero sobre todo, su mayor preocupación es darse a conocer y que hablen bien de ellos.

El mundo de la publicidad es un campo de batalla visual en el que la imagen: LO ES TODO. Por eso mismo, las grandes superficies comerciales contratan agencias publicitarias y de diseño para que les hagan y les gestione su imagen, en especial, su marca.

La marca para una empresa es lo más importante, es su carta de presentación y su arma para competir contra las demás. Depende de la marca y la gestión publicitaria que se le diseñe determinarán dos factores: uno que se conozca y otro que venda.

Hay empresas con carácter muy innovador y lo que hacen es crear en sus marcas mensajes subliminales, ¿qué son? Son mensajes ocultos dentro de la propia marca que no se ven a simple vista. Por ejemplo, yo hasta hace poco no me había fijado que en la marca del chocolate TOBLERONE dentro de la montaña se ve a un oso.

Imagino que a muchos de vosotros os habrá pasado con otras marcas también. Una vez descubres un mensaje oculto en una marca, te puedo asegurar que ya no la miras de la misma manera que antes.

toblerone 50g